Los expertos en ergonomía recomiendan comprobar la correcta posición del asiento y de todos los elementos del escritorio, además de alertar sobre posturas peligrosas y recomendar levantamientos periódicos y ejercicios de estiramiento y relajación ocular. Desde ASPY alertan de que el mobiliario doméstico normalmente no está adaptado a las exigencias recomendables para ser utilizado como oficina durante 8 horas diarias y del peligro que esto supone para aquellas personas que están teletrabajando desde sus domicilios.

“Permanecer muchas horas en una postura incorrecta puede generar sobrecarga lumbar, dolores musculares, e incluso lesiones articulares. Aunque estemos en casa es importante adaptar nuestro lugar de trabajo a nuestras necesidades: altura de la silla y del escritorio, pantalla del ordenador, iluminación adecuada, etc.”, afirma Javier Colino, Director de Prevención Técnica del territorio Norte en ASPY.

Fuente: cepymenews.es

ir a la noticia