Nos encontramos ante un nuevo paradigma, no solo social sino también económico, en el que el papel que venían desempeñando las empresas debe adaptarse a las necesidades que demanda el nuevo perfil del consumidor surgido en tiempos de coronavirus. Los hogares se han convertido en los grandes protagonistas estos días como espacios no solo de teletrabajo, sino también como nuevas unidades de consumo. “Ahora mismo hay un actor principal que va a cambiar totalmente nuestra forma de consumir y relacionarnos y es el hogar.

El hogar como unidad de consumo va a ser el gran protagonista y va a jugar un papel totalmente destacable como consumidor”, asegura Paco Lorente, docente internacional de Marketing en España de la escuela ESIC Business & Marketing School. En su opinión, se nos abre un campo de prueba para experimentar y testear servicios dentro de las viviendas y esto se va a quedar con nosotros más allá de este periodo. “El consumidor poscovid adquirirá desde casa muchos más productos y servicios que, en un principio, no estaban pensados para ello”.

Fuente: estardondeestes.com

Ir al artículo original