La transformación digital en pequeñas y medianas empresas ha propiciado todo tipo de ventajas y beneficios tanto para los clientes como para los propios empleados y todos los procesos de la compañía, aunque hay que tener en cuenta que al mismo tiempo abre la puerta a posibles incidentes de seguridad informática. En este sentido, los ciberdelincuentes suelen aumentar el número de ataques en momentos de crisis, como es la pandemia de coronavirus. No solamente crece el número de intentos de ataque, sino que además personalizan los mismos para que sea más fácil picar en ellos. Es importante que los empleados de las empresas estén concienciados e informados sobre este tipo de prácticas para así evitar ser una víctima de estas técnicas e infectar los equipos corporativos.

Entre las técnicas que están usando los delincuentes en la red aprovechándose de la pandemia se encuentran ataques a través del correo electrónico con enlaces infectados o adjuntos que contienen virus informáticos. Además, ha habido un aumento de las noticias falsas que se propagan a través de servicios de mensajería y correo electrónico, que están llegando incluso a los e-mails corporativos de los empleados.

En esta situación las empresas tienen una gran oportunidad para aportar formación y píldoras a sus empleados sobre cómo mejorar sus capacidades en la detección de este tipo de fraudes y ataques online.

Fuente: bitlifemedia.com

Ir a noticia original