El sector retail hace años que ha comenzado su transformación digital. Mejorar su logística y gestión ha sido uno de los primeros pasos, que les han permitido integrar soluciones y aplicaciones en los puntos de venta y obtener todo tipo de beneficios. Pero las pymes del sector, los pequeños retailers, también pueden verse muy beneficiados por la implementación de estrategias de transformación tecnológica en sus procesos.

De hecho, es precisamente el importante y continuado crecimiento de los “gigantes” del sector lo que impulsa a los pequeños y medianos retailers a incorporar innovaciones, que les ayudan a ser más competitivos y a mejorar su eficiencia y productividad. La optimización de la logística o el stock es solo una parte, pero hay mucho más, como por ejemplo la mejora de la atención y comunicación como los clientes.

Un ejemplo es el auge de los asistentes digitales, por ejemplo mediante la integración de la tecnología de voz dentro de los procesos de gestión. Por supuesto, no se pueden olvidar las tecnologías relacionadas con la inteligencia artificial o el Big Data, que pueden llegar a ser vitales para desarrollar modelos predictivos que mejoren los procesos dentro de la empresa.

Fuente: muycanal.com

Ir a noticia original