La página web corporativa de una empresa es muy importante. Al fin y al cabo es el escaparate del negocio. Es la manera de dar a conocer los productos o servicios que se ofrecen, su filosofía, las principales características y detalles de lo que ofrecen, los precios, los servicios añadidos, etc. Es por ello que cuidarla y protegerla es vital para que la imagen de la empresa no se deteriore y no se pierdan potenciales nuevos clientes.

Según la guía “Ciberamenazas contra entornos empresariales”, publicado por el Instituto Nacional de Ciberseguridad de España (Incibe), estas son las razones por las que se dan incidentes de seguridad en las páginas web.

  • Vulnerabilidades no parcheadas.
  • Malas configuraciones.
  • Errores de diseño.

 

Fuente: cincodias.elpais.com

Ir al artículo original