Cuando buscamos algo en internet no lo hacemos en cualquier sitio. La mayoría de los usuarios abren el buscador de Google para realizar ahí las peticiones. Que nuestra pyme aparezca entre esos resultados (y lo más arriba posible de la página) es fundamental para nuestro posicionamiento online.

Para eso, es importante vertir los datos adecuados en la red y sobre todo, la información que nuestros clientes y potenciales clientes van a querer encontrar en sus búsquedas. Un de los datos importantes es la ubicación del negocio. Los criterios de proximidad son importantes para muchos usuarios, especialmente en un ámbito como es Canarias. Incluso si el negocio se trata de un ecommerce (comercio online) también es interesante localizarse. En este sentido, especificar el horario de apertura y canales de contacto también es muy importante. Un número de teléfono al que poder llamar dará más confianza a los potenciales clientes.

Por otro lado, es vital incluir una detallada descripción del negocio. A qué se dedica, referencias previas, qué producto o servicio ofrecemos…

Toda esta información se puede (y debe) incluir en la página web de la compañía, un paso fundamental en cualquier estrategia de transformación digital. Si no contamos con una, es momento de planteárselo. Pero además del sitio web, debemos valorar otros lugares donde poder incluir nuestra información online.

Por último, es interesante también incluir valoraciones de clientes, ya que los usuarios cada vez más buscan referencias y opiniones de otras personas.

Fuente: emprendedores.es

Ir a noticia original