Es posible que -casi- todos tengamos la misma palabra en la mente cuando pensamos en 2020. Es cierto que el pasado año ha sido terrible en muchos aspectos, pero si algo bueno ha tenido es que la innovación y el ingenio han aflorado de una forma sin precedentes, acuciados por las necesidades que nos ha ido imponiendo esta crisis sanitaria que parece que todavía nos va a acompañar durante un tiempo. Sí, los avances no nacen de un día para otro. El mundo en el que vivimos poco tiene que ver con lo que era hace apenas veinte años y buena parte de la culpa de ello la tienen las innovaciones científicas y tecnológicas que nos ha traído el siglo XXI, que han permitido esta explosión de tecnología que hemos experimentado en 2020.

Pero sin duda este último año marcará un antes y un después en el camino y el pistoletazo de salida para una nueva revolución tecnológica de la que vamos a ver mucho en 2021.

Fuente: www.20minutos.es

Ir a la noticia original