Si el confinamiento de la población a consecuencia de la covid-19 provocó un aumento instantáneo y exponencial del teletrabajo, los expertos coinciden ahora en que muchos de esos cambios no desaparecerán con la vuelta a la nueva normalidad: la pandemia nos ha obligado a estar conectados virtualmente y a acelerar la digitalización de trabajadores y empresas, para mantenerse competitivos y evitar una parálisis económica total.

Según los expertos, en los próximos cinco años se podrían llegar a crear hasta dos millones de empleos en España relacionados con la tecnología. Un futuro para el que el tejido productivo no parece estar del todo preparado: el 46 % de las empresas españolas tiene problemas para encontrar los perfiles digitales que necesitan, según un informe de IDC para Microsoft, y nueve de cada 10 organizaciones sufrirá reajustes y retrasos en sus proyectos y lanzamientos, por no contar con los conocimientos tecnológicos necesarios.

Fuente: elpais.com

Ir al artículo original