La digitalización se está convirtiendo en algo más que una necesidad para las empresas: las que aún no lo habían hecho se han visto forzadas a acelerar sus procesos de transformación.  Esto significa aumentar la carga de trabajo en el área de gestión de personas y de dirección de las compañías, sea cual sea su tamaño.

El simple hecho de usar soluciones en la nube es un gran avance, especialmente en pymes, pero hay que tener en cuenta que toda la empresa debería digitalizarse al mismo tiempo. En este contexto, el hecho de no hacer una adaptación digital de los planes de beneficios puede significar ir a la contra en muchos aspectos.

En especial los que repercuten en los empleados más jóvenes. Los nuevos talentos valoran positivamente los desarrollos y avances tecnológicos y digitales.

Algunos aspectos a tener en cuenta en este sentido son que la tecnología atrae al mejor talento joven (por tanto, es en sí misma una ventaja competitiva). Ofrecer acceso los planes de beneficios a través de un soporte digital y no depender de técnicas analógicas llama a los mejores profesionales.

Además, conseguimos un ahorro de costes en materiales físicos, un mayor control de los beneficios, mejora de la comunicación y mayor flexibilidad.

Fuente: rrhhdigital.com

Ir a la noticia