Nos encontramos en la actualidad en un momento distinto a cualquier otro que hayamos vivido, en el que no contamos con la posibilidad de trasladarnos a otro lugar para realizar, por ejemplo, un curso presencial. Todos los aspectos de la vida han pasado al plano digital, y la formación ha sido uno de los primeros. La formación continua es una necesidad dentro de la empresa, especialmente para la pyme que no quiera quedarse atrás en su digitalización.

Contamos en la actualidad con la formación online y el e-learning. Este último incluye la documentación colocada en la web, vídeos pregrabados con las explicaciones de los docentes y un foro en tiempo real para consultas. La formación online, se complementa con clases en tiempo real y foros de debate.

En este sentido podríamos estar hablando de formación 4.0, un formato que permite a las empresas mantener a sus empleados actualizados en las últimas técnicas y tendencias. Las pequeñas y medianas empresas pueden beneficiarse especialmente de esta modalidad, en la que se pueden encontrar tarifas económicas y cursos para todas las necesidades.

Entre las características, ofrecen flexibilidad de horarios y tiempos, un aprendizaje personalizado y una cantidad prácticamente ilimitada de temas en los que formarse.

Fuente: muypymes.com

Ir a noticia original