Las herramientas digitales se han convertido en un gran aliado para los usuarios a la hora de llevar a cabo actividades cotidianas. Por eso es más relevante que nunca que las empresas, especialmente las pequeñas y medianas, se pongan manos a la obra para construir su identidad digital.

El sitio web es un primer paso importante. De hecho, el 23% de los consumidores encuestados confía menos en una compañía que no tenga página web. Así, es de vital importancia para las pequeñas empresas y autónomos contar con presencia online. Hay que tener en cuenta que no solo basta con crear la página web, sino que es fundamental generar tráfico a la misma para aumentar el número de conversiones

Pero no solo eso. En redes sociales, las empresas necesitan atraer a los usuarios o seguidores más afines a la compañía para crear contenidos relacionados cuando sea posible. También es importante que la organización participe de forma activa en las conversaciones, con el objetivo de orientarlas a compartir sus intereses.

Otra de las tecnologías a tener en cuenta, según los expertos es la búsqueda por voz. De unos años a ahora, está adquiriendo más importancia. Esto es así porque supone una forma sencilla y rápida para el usuario de acceder a determinada información.

Fuente: mprendedores.es

Ir a noticia original