Cátedra Cajasiete de Big Data, Open Data y Blockchain
Carlos Domínguez García, Carlos Alberto González Delgado, Ginés León Rodríguez, Marcos Colebrook Santamaría, José Luis Roda García. Universidad de La Laguna

 

Varios artículos en distintos países hablan de que entre un 40% y un 50% de las empresas que conocemos hoy van a desaparecer antes de 2030 por no adaptarse a la transformación digital que estamos viviendo.

En España existe polaridad entre los negocios escépticos digitales y los pioneros digitales (nuevas empresas que nacen aplicando la transformación digital como base de su negocio).  Hay una alta probabilidad de que desaparezcan aquellas empresas que no acepten el cambio, ya que se enfrentarán a una pérdida de competitividad frente a sus rivales del mismo sector, incrementando la diferencia en la calidad de sus productos y/o servicios, la atención al cliente, capacidad de ajustar precios y aciertos en la toma de decisiones de los negocios digitalizados.

Actualmente no nos podemos permitir ofrecer servicios de empresas de siglo XX a clientes que tienen nuevos hábitos de compra, utilizan nuevos canales y usan nuevas tecnologías. Esto exige a las empresas cada vez mayor transformación digital.

Ante esta situación, actores de la sociedad canaria se plantearon el reto de impulsar la investigación y transferencia de este conocimiento a la sociedad para contribuir a mejorar la competitividad de la economía del archipiélago. Fruto de este reto, nació en 2019 la Cátedra conjunta de Cajasiete y la Universidad de La Laguna especializada en la divulgación, formación e investigación en tres familias de tecnologías concretas: Big Data, Open Data y Blockchain (Cátedra Cajasiete BOB).

Miembros Consejo Asesor Cátedra BOB. Fuente Cátedra BOB

Para buscar soluciones y acompañar en la transformación digital de las empresas canarias, la Cátedra Cajasiete BOB analizó en profundidad la situación actual de las entidades canarias en materia de digitalización para, posteriormente, poder tomar acciones concretas, mediante la herramienta que ha sido el Mapa BOB, un autodiagnóstico digital que facilitó a las empresas que lo realizaron una guía de, no solo qué están haciendo, sino también qué podrían hacer y qué está haciendo su entorno

Nivel de digitalización de Canarias

Se observa una gran oportunidad de mejora al obtener solo 22 puntos de media sobre 100 en aprovechamiento de las oportunidades que brinda la digitalización.

Se pudo observar que la situación es similar en las dos provincias canarias, pero diferente por sectores, siendo el sector servicios el más próximo a la media de 22 puntos. Por otro lado, las grandes organizaciones tienen un nivel de digitalización superior al resto, con una puntuación de 53 puntos, lo que las convierte en referentes canarias de digitalización.

Desde el punto de vista de las cinco áreas de estudio, también se observan diferencias en el estado de digitalización, teniendo un nivel moderado en las siguientes áreas:

  • Presencia en Internet, que mide el grado en el que la entidad intenta acercarse y conocer a sus clientes.
  • Controles y alertas para la gestión del negocio, que mide el grado en el que la entidad tiene procesos automatizados para estar al tanto de lo que ocurre en el día a día.

Y, con un nivel bajo, se encuentran las siguientes áreas:

  • Formación en temas relacionados con la Transformación Digital.
  • Análisis y visualización, que mide el grado en el que la entidad usa estas técnicas para apoyarse en la toma de decisiones.

El área de departamentos mide el uso de la tecnología en las principales actividades de gestión de las organizaciones según el modelo de la Cadena de Valor de Porter: Recursos Humanos, Operaciones, Finanzas y Marketing. En general, se observa un bajo nivel de uso de la tecnología en estas áreas, debido en gran parte a que estas responsabilidades no se suelen encontrar definidas internamente en las entidades, ya que la mayor parte del tejido empresarial canario está compuesto por pequeñas empresas. Sin embargo, sí se observan diferencias entre las distintas actividades, siendo las de operaciones y finanzas las que más aprovechan la tecnología en comparación con el resto.

Consecuencias para Canarias de la no digitalización de nuestro tejido productivo

Hay una relación directa entre la digitalización de una empresa y la mejora de la competitividad. Por tanto, en Canarias con un nivel de digitalización bajo, tenemos que avanzar como comunidad en esta línea.

El reto es un reto de país, para cualquier tamaño de empresa. Porque las empresas españolas son menos productivas de promedio que empresas europeas. Según el informe Productividad y reformas estructurales, esa es la cuestión” elaborado por el Catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Valencia, Joaquín Mados, de noviembre de 2021, desde el año 2000, la productividad total de los factores (PTF) en España ha caído un 14,7% frente a países de la eurozona. Detrás de estos pobres resultados en términos de productividad está el bajo esfuerzo inversor en sus principales determinantes: España se sitúa por debajo de la media europea en variables como el stock de capital tecnológico en relación al PIB, un 66,1% inferior.

Fuente: The Conference Board

Propuestas

Desde la Cátedra Cajasiete de Big Data, Open Data y Blockchain vemos una oportunidad en el momento que nos encontramos en lo que a transformación digital se refiere.

Los problemas sobrevenidos por la crisis Covid, han acelerado la concienciación en las personas y en las empresas sobre la necesidad de digitalizarnos.

Además, desde Europa, España y demás administraciones públicas vienen acompañadas con foco en estas materias y con ficha financiera, por tanto, toca alinear la oferta con la demanda para incorporar a nuestros modelos de negocio.

Algunas claves son:

Tener claro qué es transformación digital y qué no es:

  • No es:
    • No es actualizar equipos y dispositivos
    • No es adquirir un CRM para ventas.
    • No es abrir cuentas corporativas en todas las redes sociales que existen.
    • No es obligar a los empleados a estar más presentes en las redes.
    • No es montar un e-commerce.
    • No es comenzar a digitalizar todos los documentos que tenemos en papel.
    • No es comenzar a hacer SEM y campañas de pago online.
  • La transformación digital es la aplicación de capacidades digitales a procesos, productos y activos para mejorar la eficiencia, mejorar el valor para el cliente, gestionar el riesgo y descubrir nuevas oportunidades de generación de ingresos. Por tanto, hablamos de conocer los modelos de negocio, saber que la clave son las personas, y poner la tecnología al servicio de las personas y del modelo de negocio.

Para lo anterior, el empresario y su equipo deben tener claros los principales beneficios que tiene para su empresa. Por ejemplo:

  • Aumento de la satisfacción de los trabajadores y mejora de la productividad, las herramientas digitales favorecen la toma de decisiones y la eficiencia en los procesos.
  • Permite ahorrar costes gracias a la implantación de servicios en la nube, la gestión se vuelve más ágil y eficiente.
  • Mejora la experiencia del cliente, ya que se aprovechan los canales digitales para mejorar la comprensión y la relación con los mismos, favoreciendo la retención.
  • Genera nuevas oportunidades de negocio, ya que la tecnología proporciona nuevas habilidades y nuevos procesos de negocio que favorecen la innovación.
  • Ayuda a visibilizar marcas y las actividades que estas realizan
  • Obtener nuevos clientes digitales o fidelizar los existentes
  • Adaptación a un entorno cambiante: en un mercado cada vez más competitivo debemos conocer rápidamente las expectativas de nuestros clientes para generar la mejor experiencia posible.
  • Reducción de riesgos: nos ayuda a reducir drásticamente las posibilidades de error porque podemos automatizar procesos.
  • Descentralización del trabajo: estas herramientas favorecen el trabajo en remoto ya que la comunicación es más ágil. Esto ayuda a incrementar la productividad y satisfacción de los trabajadores.
  • Impulsa el trabajo colaborativo y mejora la comunicación interna. Gracias al acceso de información de manera descentralizada, esta puede ser compartida de manera sencilla con otros miembros de la organización. Esta facilidad en la transmisión de la información ayuda a mejorar la eficiencia y la toma de decisiones.

Debemos conocer la tecnología que tenemos a disposición actualmente y, de esta, cuál puede ayudar a mi empresa y cual no. Algunos ejemplos:

  • La Nube
  • Internet de las cosas (IoT)
  • Inteligencia artificial (IA) y Machine Learning
  • Big Data y analítica avanzada de datos
  • Robótica y automatización robótica de procesos (RPA)
  • 5G
  • Blockchain
  • Drones autónomos, vehículos autónomos y Smart Cities
  • El metaverso: nuevos mundos
  • Realidad virtual y Realidad Aumentada
  • Impresión 3D
  • Wearable Computers
  • Tecnologías de Ciberseguridad
  • Gobierno 2.0

A partir de ahí, toca decidir qué tecnología ayuda a nuestro negocio y en qué parte de la cadena de valor: a captar clientes, a mejorar la logística o a perfeccionar mi servicio de atención al cliente.

Entonces podemos recurrir a soluciones de digitalización más concretas aprovechando las distintas líneas y ayudas que hay actualmente disponible, como el Kit Digital Gobierno de España o los Innobonos 2022, para aplicar, por ejemplo, soluciones de:

  • Sitio web y presencia en internet
  • Comercio electrónico
  • Gestión de redes sociales
  • Digitalización de las relaciones con los clientes
  • Business Intelligence y analítica de datos
  • Automatización de procesos
  • Implantación de la factura electrónica
  • Servicios y herramientas de oficina virtual
  • Comunicaciones seguras
  • Ciberseguridad

«Hablamos de conocer los modelos de negocio, saber que la clave son las personas, y poner la tecnología al servicio de las personas y del modelo de negocio».

 

4.8/5 - (10 votos)